martes, 21 de septiembre de 2021

¿PUEDE UN SÓLO ESPOSO DISPONER POR ENTERO DE UN BIEN GANANCIAL?

 

Balandros centenarios en Sxx

Sí, claro. Las reglas son:

Ruta de Samieira, bella y secreta

La disposición testamentaria de un bien ganancial (por parte de un solo esposo) puede hacerse, bien de la totalidad, bien tan solo de la parte que le corresponde.

En caso de duda, es decir si no se expresa con toda claridad, se presume que la disposición se refiere únicamente a la parte que le corresponda al esposo testador.

Si un solo esposo dispone con claridad y expresamente de la totalidad de un bien ganancial, la disposición produce todos sus efectos. La mecánica es la siguiente:

*Si el bien se adjudica al 100% a la herencia del esposo disponente en la liquidación de los gananciales, dicho bien se entrega al 100% al heredero beneficiario.

*Si el bien se adjudica al 50% a la herencia del esposo disponente en la liquidación de los gananciales, dicho bien se entrega al 50% al heredero beneficiario, a quien hay que entregarle además el valor del 50% restante, con cargo a la herencia del causante. Es decir, llevará el 100% del valor: la mitad en el bien a él dispuesto; la otra mitad en dinero u otros activos hereditarios.

*Si el bien se adjudica al 100% al otro esposo (al no-disponente), hay que entregar al beneficiario el 100% del valor del bien, en dinero  otros activos de la herencia del disponente.

Como es lógico, lo más fácil y beneficioso para todos será adjudicar el bien en la liquidación de gananciales, a la herencia del disponente. Caso contrario, entre valoraciones, tasaciones y peritos, pleito seguro.


 

Docampo versus Colón narra la historia del duro marcaje a que el contino Docampo, natural de Tuy, sometió al genovés por mandato de los llamados Reyes Católicos. En imprenta, pronto estará disponible en todos los formatos. Así empieza su Prólogo.

En el principio de esta historia era el caos y el abismo estaba sumido en la oscuridad. Entonces Dios dijo: “Hágase la luz”. La luz de la Edad Oscura empezó a llegar desde Oriente. El comercio, basado en sedas y especias (clavo, nuez moscada, pimienta) y la ciencia, brújulas y pólvora, confluían en Constantinopla tras su paso, bien por el Índico egipcio, bien por la ruta caravanera asiática. 29 de mayo de 1453: salto al vacío: Es bien conocido el efecto de oscuridad total, de apagón, que produjo la caída de Constantinopla en poder de los turcos. ¿Ahora qué? se plantearon las opulentas flotas de Génova y Venecia, asiduas visitantes del Cuerno de Oro. La solución elemental, si no se podía comerciar a través del Asia Menor, era alcanzar las costas indias y chinas dando un rodeo por África. Los portugueses, a los que había tocado la lotería histórica de estar asomados como un balcón a la nueva ruta atlántica, se empeñaron enseguida en el intento. Sucesivas bases de apoyo naval en Bojador, Guinea y cabo de Buena Esperanza, fueron acercándoles al objetivo a lo largo de la segunda mitad del siglo XV.

 La tropa de escopeteros del Sur de Galicia no fue ajena al intento. Siempre de un lado para otro de la raia, de Portugal a Castilla y viceversa, ignorando aun de que lado les haría caer el genio de la historia, la dirigía Pedro Álvarez de Sotomayor, el asesino del amanecer, apodado Pedro Madruga. Con ínfulas reales, “en Galicia con mi casa, basta”, quizás por ello se casó en Portugal con Teresa de Távora de la rancia estirpe de los Perestrello, conquistadores de Madeira y Porto Santo, sin perjuicio de otros parentescos políticos de menos prosapia como el de cierto lunático llamado Cristóbal Colón. Pedro Madruga se titulaba conde de Camiña (Portugal), vizconde de Tuy, señor de Vigo y Pontevedra, mariscal de Baiona, y ni se imaginaba que, gracias al chalado genovés, su estirpe acabaría rigiendo la isla de San Juan que, andando el tiempo, se llamará Puerto Rico.

jueves, 9 de septiembre de 2021

HERENCIA DE LAS CUENTAS AUTORIZADAS Y DE LAS INDISTINTAS

Sanxenxo a punto de  morir de éxito


La pregunta, en esencia, es: ¿hay que incluir en una partición la mitad de una cuenta en la que el causante estaba autorizado? ¿Y si se trata de una cuenta indistinta con otra persona?


Creo que la mejor respuesta a su pregunta es a la gallega: el dinero es de quien es. O sea, si procede del sueldo o pensión de una persona, o de la venta de cosas de su propiedad, etc., el dinero sigue siendo suyo, por mucho que esté depositado en una cuenta conjunta, con personas autorizadas, etc. Y las pruebas de esa procedencia las tiene el propio Banco. Así, la propiedad de los fondos de una cuenta de una pareja, sólo sería a medias sin procede de aportaciones iguales, por ejemplo si se comprometen a aportar 500 euros al mes cada uno para juntar para la entrada de un piso. Sólo en el caso de que no hubiera forma de acreditar de donde proceden los fondos, cabría una presunción de partes iguales entre los distintos titulares; presunción lógicamente “salvo prueba en contrario”.

Eso, para las cuentas indistintas. En la práctica bancaria se da otro supuesto que es el de las “cuentas autorizadas”. En tal caso, el “autorizado” es una especie de apoderado, que puede manejar la cuenta en nombre de su titular, que es el único dueño. Dicho de otro modo, el “autorizar” a una persona al manejo de fondos no implica un regalo o donación de ninguna parte de los mismos.

Resumen: hay que comprobar quien hizo el ingreso y en que concepto. Los depósitos no implican donación. La autorización no afecta a la titularidad. 

(*) Distinto sería el caso de que los cotitulares de una cuenta, fuere cual fuere el régimen de la misma, estuviesen casados en régimen de gananciales: en tal caso, la presunción está a favor de la ganancialidad, ya proceda el dinero de la industria sueldo o trabajo, ya de las frutos rentas o intereses de bienes privativos o gananciales, de cualquiera de los esposos (y salvo que se pruebe que los fondos son privativos, como por ejemplo los donados, los mejorados o los procedentes de una herencia).


Foto de portada: Fuegos en Sanxenxo.-Esta temporada los sanxenxinos de vocación hemos quedado alucinados: la villa ha entrado en el top ten nacional (con Ibiza, Marbella, Benidorm...) y su oferta hotelera supera a la de cualquiera las ciudades del Norte (Bilbao, San Sebastián, Santander; por descontado a Vigo, Santiago o A Coruña). Pero lo que es motivo de satisfacción para los inversores, lo es de tristeza para los aficionados: el disfrute cada vez se concentra más en el otoño tardío o la primavera temprana. ¿Habrá clarividencia para cortar este nuevo nudo gordiano?  



A menudo, nuestras más queridas devociones, no son más que un conjunto de mentiras voluntariamente aceptadas, de queridos engaños, sin los cuales, la vida no sería más que un sucederse de días pálidos y vacíos, como un alba de invierno. Marcelo d´ Horta.


lunes, 6 de septiembre de 2021

UN PAR DE HEREDEROS NO QUIEREN VENDER

 

Atardecer en Montalvo

La pregunta se repite tan a menudo que no puede menos que considerarse que las respuestas dadas en este blog sean un tanto espesas. Procuraré simplificar. Se trata de una herencia en que existe un bien y cinco herederos. Tres queremos vender y dos no ¿qué hacemos?

Camino portugués a Compostela

Lo primero, registrarlo a nombre de los cinco. Basta que lo soliciten tres de los cinco. Puede hacerse “a la española” (el notario extrae por internet un perito que es el único que parte y firma la partición) o “a la gallega”, sólo para causantes gallegos (el notario sortea entre cinco peritos aquel que realizará y suscribirá la partición).

Los manidos arroases

Primoz Roglic

Hecho esto, ya se puede otorgar la venta y que se registre a nombre del comprador. Sí los disidentes insisten, se hará en pública subasta, lo quieran o no.






Si los discrepantes son normales, basta iniciar los procedimientos: al darse cuenta de que habrá que pagar el perito entre todos, lo lógico es que depongan su actitud y firmen la partija. Por lo mismo, al ver que la venta va a tener lugar o sí o sí, lo más conveniente para ellos será que se avengan a consentirla, aun a regañadientes, dado que en las ventas forzosas puede salir perjudicado el precio a obtener.




De próxima aparición en todos los formatos


Peto de O Barazal (Aguasantas, Cotobade).
 San Miguel con su balanza, pesa el alma de los clientes

No, no es igual que el de Briallos (Portas), en estas páginas. Aquel tiene una almiña más (6 en vez de 5), la corona de la Virgen es más compleja y la posición de los ángeles-cabeza es distinta. Pero es evidente que el artista se inspiró en el mismo dibujo. Este es el de las Benedictinas de Cuntis.

Sargo, xarda y xurel...

Selección de actividades veraniegas; incluso no he necesitado el estímulo de los petos de Ánimas para desafiarme a hacer excursiones ciclistas, pues el propio Primoz Roglic ha venido a mis lares, atraído por mis éxitos sobre la bicicleta. El libro, un ensayo, entiendo que aporta sobre la figura de Cristóbal Colón, no para su bien. En bichos marinos, fracaso: me vinieron a visitar dos orcas a la salida de Cies y el iphone fue incapaz de fotografiar siquiera una mísera aleta. Las cabronas se movían como locas.