lunes, 26 de junio de 2017

PARTIJAS CON MENORES O INCAPACITADOS

¡CAVE CANEM!

 En la materia, existen diferencias significativas entre el derecho de Galicia y el Común. Saltan a la vista al comparar las dos normas básicas:

Código Civil: Artículo 1060
Cuando los menores o personas con capacidad modificada judicialmente estén legalmente representados en la partición, no será necesaria la intervención ni la autorización judicial, pero el tutor necesitará aprobación judicial de la partición efectuada. El defensor judicial designado para representar a un menor o persona con capacidad modificada judicialmente en una partición, deberá obtener la aprobación del Juez, si el Secretario judicial no hubiera dispuesto otra cosa al hacer el nombramiento.

Ley de Galicia: Artículo 271
Si concurrieran a la sucesión menores o incapacitados legalmente representados no será necesaria la intervención ni la aprobación judicial a efectos de aceptar o partir la herencia.

Antes que nada, recordar que las partijas con menores o incapacitados son materia regulada en Galicia. No existe “defecto de ley”, por lo que el derecho común no es aplicable ni siquiera como supletorio. Vamos ahora con las diferencias, muy patentes.

1ª.-En Galicia, es innecesaria la aprobación judicial para la ACEPTACIÓN de herencia en cualquiera de sus modalidades (pura y simple, con beneficios, etc.) por parte del representante legal (RL). A diferencia de los territorios de derecho común (Madrid, Murcia…), donde se exige autorización judicial para aceptar sin beneficio de inventario (271.4ºCC).

2ª.-En Galicia, es innecesaria la aprobación judicial de la PARTICIÓN efectuada por el RL, a diferencia del CC (1060) que la exige. Se considera bastantes la acción de “rendición de cuentas” y perniciosa la multiplicación de controles.

3ª.-En Galicia no se contempla la presencia de DEFENSOR JUDICIAL en las partijas con RL, que sí están reguladas (271LG: no existe “defecto” regulatorio). Por ello, habrá que ir a la regla general de innecesariedad de intervención judicial, algo que implica el nombramiento de defensor “judicial”. Ello es coherente con el resto del articulado, por ejemplo: *) El presunto defensor ni se enteraría de la partija, ya que el partidor puede hacerla “por sí solo” aunque existan menores o incapacitados (291LG), a diferencia del derecho común, que exige CITACIÓN de los RL (1057CC); **) El art. 294 LG reitera que los RL pueden partir “del modo que tengan por conveniente”, omitiendo la referencia que si hace el CC al defensor judicial.


Nuestro derecho parece huir de la multiplicación de controles que, dada la lentitud y burocratismo de la Justicia suponen, a menudo, más un perjuicio que un beneficio. La inexistencia de derechos a la “herencia forzosa” de 2/3 o ½, los vuelven aun más cuestionables. Se dan por bastantes las acciones de rendición de cuentas, exigidas a los tutores, y, exigibles por los que cumplen la mayor edad.

miércoles, 14 de junio de 2017

SOCIEDAD CIVIL Y PERSONALIDAD JURÍDICA

Villa romana de La Olmeda ¡a dos pasos de casa!
El de la personalidad jurídica de las sociedades “llamadas” civiles es un tema recurrente, que preocupa, sobre todo, a los empleados de Banca en relación a las pólizas. La clave está en la palabra “llamadas”, es decir las que se llaman a si mismas “sociedades civiles” (y pretenden por ello estar exentas de presentar “cuentas anuales”), pero que en el fondo persiguen el lucro o un negocio. Y, por tanto, son mercantiles, se autollamen como se autollamen, careciendo de personalidad jurídica si no cumplen los requisitos del 119 CC: escritura pública e inscripción en el Registro Mercantil. Distinta sería una sociedad cuyo objeto fuera “la promoción del fútbol aficionado en El Berbés”, aunque lo aconsejable sería inscribirla en el registro autonómico de sociedades y asociaciones.

La doctrina reiterada del T.S. (6/11/1991; 6/03/1993; 11/10/2002,  etc., etc.) se puede resumir en que las sociedades que persiguen un lucro o negocio: “con independencia de su denominación, tienen carácter mercantil, por lo que, si no están inscritas en el Registro Mercantil, carecen de personalidad jurídica”. Ello debe ser valorado muy atentamente por los apoderados bancarios, puesto que si sólo firman los gerentes de dichas empresas y no el resto de los socios, estos podrán alegar causas de exención para sus bienes, aunque estén aportados a la presunta sociedad.

Por más reciente, una, y cercana, la otra, citaré dos Resoluciones jurisdiccionales dentro del mar infinito de las que se dedican a la materia.
--Res. DGRN 21/05/2013: Una sociedad constituida como civil que tiene por objeto “la instalación y explotación de un negocio de comercio al por mayor de maquinaría de perforación y sondeos”, es de naturaleza mercantil y queda sujeta al Código de Comercio, que exige escritura pública e inscrición en el Registro Mercantil”, por mucho que se la conceptúe como “sociedad civil”, lo que no hace más que introducir un “elemento de confusión” que ni siquiera permite determinar a que tipo social se acoge.
--Sentencia AP A Coruña 09/03/2012:
En la actualidad proliferan en demasía las agrupaciones de personas físicas, que aportando un capital y poniendo su trabajo personal, se dedican a la explotación de un negocio o realizan una actividad comercial o industrial, con ánimo de partir las ganancias. Comunidad que suele constituirse mediante un simple documento privado, y utilizan en el tráfico mercantil denominaciones de "Sociedad Civil" o de "Comunidad de Bienes". Dado que dicho documento privado es presentado ante la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, a fin de obtener un número de identificación fiscal, muchos de los contratantes creen erróneamente que esa "Sociedad Civil" tiene personalidad jurídica propia, e independiente de los distintos socios. Las normas administrativas de carácter fiscal no tienen la virtualidad de generar personalidades jurídicas independientes. La única finalidad de expedir un número de identificación fiscal, diferenciado del correspondiente a las personas que constituyen este tipo de comunidades, es poder controlar fiscalmente mejor esos patrimonios. Pero es que la propia Administración Tributaria les da el tratamiento de uniones sin personalidad, no tributando por el Impuesto de Sociedades, sino por el régimen de atribución de los efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de cada uno de los comuneros rentas”.

Un buen artículo dedicado al tema del notario Joaquín Zejalbo Martín, recientemente fallecido, q.e.p.d,, puedes verlo pinchando aquí.

En resumen, que los bancarios deben regular muy atentamente el riesgo que están dispuestos a asumir al conceder una póliza a tal o cual sociedad. Si se trata de una sociedad que practica actividades económicas, negocio o lucro pero que no está inscrita en el Registro Mercantil, se llame como se llame, el consejo, es el de siempre: que firmen todos los socios, responsabilizándose con sus bienes, y que aleguen que actúan "en interés de la Sociedad Civil Talycual, con CIF CB666". El cliente podrá alegar su forma social donde estime lo conveniente y el Banco habrá salvaguardado sus intereses.

Villa romana de La Olmeda, por la autopista León-Burgos: Sus mosaicos están a la altura del "Alejandro en Isos" del museo de Nápoles o el "Ulises y las sirenas" del museo del Bardo de Túnez con la ventaja de que hay lechazo cerca (*). Este mosaico, representa la leyenda Homérica de Aquiles, disfrazado entre las mujeres para librarse de la guerra de Troya. Bastó que el astuto Ulises exhibiera unas armas en el mercado, para que el héroe se autodelatara como lo que era: un guerrero hasta los tuétanos. Por supuesto, se despelota ipso facto: esta era la gracia del tema para los clásicos, como el desnudo de San Sebastián para los cristianos.

(*)En Sahagún, restaurante San Facundo. De primero pide puerros rellenos de rabo de toro. Para chuparse los dedos.

viernes, 9 de junio de 2017

LOS CUIDADOS AL TESTADOR

Ruta de Samieira (Poio, Pontevedra)

Los testadores deben ser muy cuidadosos con la forma en que expresan su deseo de que los hijos, nietos o sobrinos los sigan queriendo y cuidando, por muy vejestorios que sean.

Si lo ponen como CONDICIÓN, la ley de Galicia prevé que se nombre un "testamentero" que será el que dirá el día de mañana: "Pues sí, Manolita cuidó a su tío Paco". Entonces y sólo entonces, Manolita heredará a Paco. También puede dejarse al testamentero la facultad de designar al heredero que ha prestado cuidados: "Fue Manolita quien cuidó a Paco" (203 y 204 ley de Galicia).
El problema es que muchas veces se pone la condición pero no el testamentero. La solución que da la jurisprudencia es un Acta de Notoriedad ante notario, que presentación de pruebas y deposición de testigos. Designada que sea por el notario como fiel cuidadora, Manolita heredará a Paco (82 RH).

Existen otras dos formas más ligth de excitar el amor de los presuntos herederos. Si es como OBLIGACIÓN ("Dejo heredera a Manolita con la obligación de que me cuide"), será difícil que se le pueda exigir gran cosa a Manolita, dada la falta de concreción y cuantificación. Otra cosa es el MODO ("Ruego a Manolita que me siga cuidando como hasta ahora"); éste, no es exigible ante los juzgados, ya que apela a los sentimientos morales del individuo. Que, en su mayoría, los tienen.

Si no lo tienes claro y deseas evitar líos a los herederos, mejor la OBLIGACIÓN o el MODO. La CONDICIÓN, sólo si vas en serio.