martes, 17 de septiembre de 2019

ALTERNATIVAS A LA ENTREGA DEL LEGADO

Aldán, la Formentera gallega, donde los megayates fondean en busca de sus cálidas aguas

No sólo el Derecho de Galicia desconoce la institución de "el legado”; a los propios gallegos repugna eso de que los herederos ¡encima! tengan que hacer la “entrega”al afortunado a quien le tocó (Si el tío ya se lo dejó a mi hermano ¿Por qué tengo yo que firmar?) Suele ser un tira y afloja (afloja la pasta); por supuesto los remedios son los preventivos, es decir, en la redacción del testamento, sustituir la palabra “lega” por “adjudica” y/o siempre, siempre, siempre, acompañar la facultad de “tomar posesión por sí mismo”.  Pero está lo del Evangelio de Juan (“El que esté libre de pecado…”), en tales casos, puede ser interesante la siguiente panoplia de remedios… que seguramente serán peores que otros que el preguntante conozca.

El cruceiro de "Pepe da Pena": un poco de cultura
*Que el heredero o todos los herederos acepten encantados hacer la entrega: sin problema.

*Que el comisario (sea nombrado por el testador, sea designado por sorteo notarial a petición de la mayoría de los herederos; o insaculado notarialmente de una lista oficial, a instancia de al menos un 50% de los herederos) haga la entrega: sin problema.

*Que el albacea facultado para entregar inmuebles (en su caso), cumpla su misión: perfecto.

*Que el legatario esté facultado por el testador para tomar posesión: no debe haber problema, salvo que existan “herederos forzosos”: unos seres fosforescentes que sólo existen de Piedrafita pallá. La existencia de acreedores de legítima, al estilo gallego, no es óbice pues nuestra sucesión no presupone una liquidación de deudas, como en el common law.

Jurisprudencia: Resolución DGRN 09/06/2017:
“El artículo 81 RH debe de adaptarse al derecho catalán (vale gallego, mismo principio) y por tanto no importa que existan  legitimarios para que el legatario pueda tomar posesión por sí mismo del legado pues la legítima en derecho catalán es un derecho de crédito y el legitimario un acreedor de la herencia. Sin embargo, el legatario tiene que estar facultado para tomar posesión por sí mismo del legado”.

*Que el legatario ya esté en posesión de la cosa legada: la DGRN ha sentado la doctrina de que basta un Acta de Notoriedad acreditativa de dicha posesión, sin necesidad de entrega por los herederos, puesto que nadie da lo que no tiene. Caso típico: legados a Instituciones, a la Iglesia, ONGs, etc., por ejemplo la plaza de garaje de la Parroquia, que ya viene usando desde la muerte del testador o incluso antes. También es típico en legados al cónyuge de propiedades familiares, por ejemplo el domicilio, supuesto en que el Acta es muy facilita puesto que existe una presunción legal de uso.

Jurisprudencia: Resolución DGRN 05/07/2017:
“Para acreditar el hecho de la posesión por el legatario el medio adecuado es un Acta notarial de Notoriedad de las reguladas en el artículo 209 del RN. Con ella se acredita la posesión continuada del local y es suficiente para entender que el legatario se halla en posesión de la cosa legada y no es necesaria su entrega”.

*Que la entrega se otorgue por mayoría de herederos, no por unanimidad: interesante trabajo de Antonio Ripoll Jaen en N y R que, en resumen, recuerda que la entrega es “de la posesión”, no de la propiedad y que se trata de un acto administrativo, ejecutable por mayoría (398 CC). Clik aquí.

*Pre-legado: o sea, instituir al legatario como heredero: dado el tenor de nuestro derecho, cabría entender que estamos ante una adjudicación de cosa cierta y determinada conforme al art. 273 de la L.G. y que el concreto heredero, al aceptar, entra automáticamente en posesión de la cosa. Opinable. Click aquí.

*Venta de herencia: La venta implica aceptación y, por el principio de semel heres, semper eres, la entrega corresponde hacerla al heredero (el vendedor de herencia), no al comprador.

Este año 2019, ballenas a tutiplé

martes, 3 de septiembre de 2019

HERENCIAS SIN TODOS LOS HEREDEROS

Aun en "modo verano": choco escapando de un jurista en el Parque Natural O Carreirón (Illa de Arousa)


Pregunta.-Somos cuatro herederos a partes iguales de una herencia sin testamento, cuya relación es manifiestamente mejorable. El caso es que algunos preferiríamos no vernos juntos. ¿Es posible para el Acta de Declaración de herederos? ¿Para la adjudicación de herencia? ¿Coste?

Respuesta.-La Declaración de herederos (el documento que suple al testamento) se otorga a instancia de uno cualquiera de los herederos; ni hace falta ni es costumbre que vayan todos al Notario.

En cuanto a la Adjudicación de herencia, es preciso que estén todos de acuerdo (por ejemplo, todo para uno compensando a los demás: o, por cuartas partes, etc. etc.), pero no tienen que firmar todos juntos al mogollón. Pueden, por ejemplo, aceptar tres y al cabo de un mes presentarse en notaría el cuarto a ratificar y adherirse. El coste depende de la cuantía del documento y los folios que lleve; en la red hay buenas calculadoras de aranceles notariales, como la de la OCU.

Repregunta: El problema es que no estamos todos de acuerdo.
 
P.N. "O Carreirón"
Re-respuesta
En tal caso:

*Si al menos 3 están de acuerdo en partir (mayoría): estos pueden presentarse al notario y pedir que sortee un “partidor” entre un mínimo de 5 propuestos por los interesados (cada uno puede proponer hasta 3). Lo que decida el “partidor” es válido aunque no le guste a ninguno (*)

*Si al menos 2 están de acuerdo en partir (la mitad): estos pueden presentarse al notario y solicitar que extraiga “partidor” de una lista oficial, vía internet. Lo que acuerde el “partidor” es válido aunque no le guste a ninguno.

*Si ninguno está de acuerdo en partir (incluso algunos ni siquiera consigo mismos). En tal caso hay que recurrir al Juzgado; lo que se decrete será válido aunque no le guste a nadie.

(*) Ojo: La partija "por mayoría" es una modalidad solo apta para gallegos. Las otras dos modalidades están vigentes en todo el territorio español.

O Carreirón, visto desde la cima del Castrove

viernes, 23 de agosto de 2019

CONVENIOS MATRIMONIALES PREVENTIVOS

Flying Dolphin (Cercanías Faro dos Camoucos, ría de Pontevedra)

Pregunta.-¿Son válidos los convenios matrimoniales en previsión de las consecuencias de una ruptura en documento privado?
Respuesta:

La pregunta que hace tiene matices que, probablemente, un buen abogado podrá defender en un sentido u otro. Yo me limitaré a informarle de lo evidente  y, lo primero de todo, es que, si tienen la elección, no duden en reflejar su convenio regulador de la separación en escritura pública ante notario o ante Secretario judicial; o sus capitulaciones preventivas de una crisis en escritura pública: así, no tendrán la más mínima duda de que lo que acuerden sea ejecutable, en su caso con ayuda de las autoridades. Pero suponiendo que no sea posible esa prevención elemental, le daré unas nociones sobre la fuerza de las distintas clases de documentos.



*Escrituras públicas (ante notario) constitutivas: como por ejemplo la hipoteca a la sociedad mercantil: en estos casos la escritura "constituye" el hecho, de suerte que si no la hay el acto o contrato no existe. De esta clase son las Capitulaciones
para regular el régimen de un matrimonio (gananciales o separación)  o para estipular cualesquiera cuestiones por razón del mismo. Lo mismo se puede decir de un Convenio Regulador de Separación ante Notario o Secretario Judicial (hoy llamados Letrados de la Justicia).



*Documentos privados de compulsión: No surten efectos inmediatos, pero cualquiera de las partes puede compeler a la otra a elevarlos a escritura pública, y si el otro no quiere, el juez puede suplir su voluntad: una vez "elevados" ya tienen fuerza ejecutiva. Ahora bien, el contenido típico de las capitulaciones (régimen matrimonial) no es de este tipo, sino del anterior (constitutivo), pero alguna Sentencia del Supremo entiende que sin son válidos ciertos pactos complementarios (por ejemplo, sobre las operaciones liquidatorias de un matrimonio ya disuelto por muerte o divorcio), aunque se concierten en privado.



*Documentos privados válidos por si (por ejemplo en tema de alquileres). En principio serían válidos también en materia matrimonial, siempre que no toquen cuestiones excluidas, como: el régimen matrimonial, donaciones, promesas de mejorar en testamento, estado civil matrimonial, todo lo relativo a los hijos, pactos que perjudiquen a uno solo de los cónyuges, etc.


 Entiéndalo, tienen que ser cuestiones muy laterales, no de fondo: los archivos de las Audiencias están llenos de sentencias de nulidad de pactos privados sobre estas cuestiones adoptados por matrimonios que se enfrentan a una inminente ruptura. De todas formas sus efectos no son necesariamente inútiles, pues pueden servir de "prueba" en un proceso.

Lecturas estivales (click)

Añadiré que en muchas comunidades autónomas, como Galicia, hay que entender que cualesquiera cuestiones matrimoniales, incluídas las relativas a la liquidación de la comunidad, deben siempre constar en escritura pública (172 Ley de Galicia).



Para concluir, repetiré el principio: esta es una materia de abogado, es posible que un buen profesional consiga hacer pasar por válidas esas cuestiones que a usted le interesen del documento privado. Pero si existe la alternativa, no lo duden un segundo: acudan al notario o al juzgado.

 
Mercedes Rajoy, mi fotógrafa favorita, autora de estas instantáneas.

miércoles, 14 de agosto de 2019

INTERPRETACIÓN DEL TESTAMENTO

Tumba de Ricardo Corazón de León en Rouen


Pregunta.-Nuestro tío lego en su testamento determinada casa a uno de sus sobrinos e instituyó herederos a los tres que tenía (el sobrino legatario y 2 hermanos del mismo); años más tarde dividió horizontalmente la casa en cuatro elementos, tres a locales y uno a vivienda. ¿Se entiende que el legado alcanza tan sólo el piso a vivienda y que lo locales comerciales pertenecen a los tres herederos a partes iguales?
 
En Rouen dan la brasa con Juana de Arco, una pequeña analfabeta a la que pusieron una coraza y un pendón; cuando se cansaron del espectáculo la quemaron a unos pasos de donde hoy se alza esta catedral.
Respuesta: Los testamentos tienen una regla “oficial” para interpretarlos: es el art. 675 del Código Civil (léelo en alguna web). Se interpretan según sus palabras y lo que el testador quiso decir con ellas (por ejemplo, identificar a un sobrino o a una finca por un apodo) pero siempre, siempre “según
En Honfleur la iglesia la hicieron con un barco vuelto del revés
el tenor del mismo testamento”. Es decir lo que el testador pensaba en el momento de otorgar el testamento y no después; por tanto, los hechos posteriores en nada afectan al testamento salvo que ese “hecho” sea un nuevo testamento revocatorio o modificativo.

Distinto es el caso de desaparición del objeto, ya que, aunque sea de Perogrullo, el testador sigue vivo hasta que se muere, y puede actuar sobre la cosa legada. Por ejemplo, transformándola, de manera que no conserve ni la forma ni el nombre: el ejemplo puede ser un bloque de mármol que se convierte en una escultura de Miguel Ángel. Entiendo que eso no se aplica a las casas que 
se dividen, que conservan la forma y el nombre. Por ejemplo, vendiéndola, en cuyo caso, cuando el testador muera el objeto legado ya no estará en la herencia, siendo imposible el cumplimiento. Por ejemplo, si perece la cosa legada, por ejemplo el caballo Imperioso, en este último caso con matices.








Saint Malo, a la izquierda, destaca por sus tiendas de delicatesen, donde te venden quesos y embutidos franceses por el quíntuplo de precio que en los supermercados que están más arriba.


Tour Saint Jacques (París).-Aquí empieza el Camino de Santiago (el verdadero, el francés, no estos inventados de ahora). Sigues por el pont Saint Jacques, continuas por la rue Saint Jacques (a tu derecha verás La Sorbonne) y ya está en marcha. Fíjate en los puestecitos de los notarios, en la base: hacían testamento a los peregrinos, puesto que en aquel entonces la palmaban casi todos, no como ahora, que acaban comiendo almejas y berberechos tailandeses en la santiaguesa rua do Franco.


P.D.-EL CAMBIO CLIMÁTICO.-Siempre me cachondee del traído y llevado "cambio". Como aficionado a la historia me parecía que ni comparación tienen las ligeras oscilaciones actuales con la "Época cálida medieval" (viñedos en Groenlandia) o la "Pequeña glaciación" del barroco (el Sena convertido en un témpano). Vale, pues ahora ando un poco mosca. Está lo de los rorcuales y tiburones a tutiple en Sanxenxo; y  está que en Honfleur, un pueblecito normando habitualmente más fresco que A Coruña, me caigan encima ¡43 grados y medio! Debió afectarles al coco, ya que la cigala me la pusieron en trance de sujetarse el culito.



Esta es como la foto de la tour Eiffel: no te libras

jueves, 8 de agosto de 2019

HIPOTECA DEL DOMICILIO

La boca de la Ría de Pontevedra está plagada de ballenas. Anteayer, mientras pescabamos fanecas, nos rodearon cuatro ejemplares de rorcual común (hasta 27 metros)


Pregunta.-El Banco me pide el consentimiento de mi esposa para hipotecar el piso en el que vivimos, a pesar de que tenemos Separación de Bienes y es de mi exclusiva propiedad. ¿Que le parece?

Respuesta: Creo que está vd. en un error: los bienes no sólo son de dos clases, gananciales o privativos (los heredados o adquiridos en separación de bienes), sino que existe una tercera clase: el “domicilio conyugal”. Para disponer del domicilio conyugal, o sea venderlo, hipotecarlo, donarlo, etc. (da igual que sea de uno solo como de los dos o la Separación de bienes) hace falta el consentimiento de ambos. Lea el art. 1320 del Código Civil. ¿Por qué? Porque caso de divorcio o separación el Juez puede asignar su uso a cualquier de los dos, independientemente de quien sea su dueño, teniendo en cuenta el interés familiar más necesitado de protección (los señores decimos que se lo adjudican siempre a las señoras).

Dos cosas más. Una: La propiedad será suya si es vd. quien lo compra y, si deja de ser domicilio conyugal, podrá disponer libremente de él. Otra: Si se otorga venta e hipoteca simultáneas (como se acostumbra) existe una Resolución de la DGRN (obligatorias para notarios y registradores) que señala que no se aplica la normativa del domicilio conyugal, ya que están los dos físicamente en la oficina notarial y aun no dio tiempo a que sea su domicilio. No importa que en la hipoteca diga que se destina a “vivienda habitual”, eso tiene que ver con aplicar unas normas u otras, pero no significa que sea YA el domicilio conyugal. Pero esa distinción es muy sofisticada y entiendo que el asesor jurídico del Banco, por prudencia, exija la presencia de ambos esposos.

Si ha recibido la FEIN es que va a tener una entrevista con el notario: aproveche para comentarle esas cosas ya que lo demás es un rollo (leerle 3 o 4 veces la hipoteca).
Pescaban sardinas a aletazos: impresionante. Este grupo de rorcuales que nos visitó entre Ons y Cíes migraba hacia el Sur (Portugal) y es distinto del que estos días aparece en la prensa, al parecer monitorizado y dirigiéndose desde las Rías Baixas a Fisterra.


El cambio climático nos ha traído también muchos tiburones: hace un par de meses publiqué un hermoso Tiburón Peregrino, de más de tres metros, que se enredó en un trasmallo en la playa de Canelas (Sanxenxo). El que aquí ves es un Tiburón Azul que entró al aparejo de robaliza cerca de Silgar (Sanxenxo). Sus dimensiones oscilan entre el medio y el metro y medio y se deben devolver al mar con suavidad, oxigenándolos en superficie.






jueves, 1 de agosto de 2019

PAREJA DE HECHO "EN NEGATIVO"

Tutankamón en el parque de La Villette, París: fabuloso: 150 piezas originales

Según se comenta por ahí, la principal ventaja de la Pareja de Hecho en Galicia es que te ahorras el banquete de boda, unos miles de euros de na. Todo lo demás es un lió.

Sintetizando: 1º) En la Ley 2/2006 parecía que estábamos ante un matrimonio ligth, ya que se extendían a los miembros de la pareja los derechos y obligaciones que la ley reconoce a los cónyuges. Ah, guay, nos dijimos, entonces tienen gananciales, derecho a legítima y heredan en defecto de ascendientes y descendientes. 2º) Pero llegó la Ley 10/2007 y resultó que no, que los miembros podían establecer en escritura los efectos que considerasen convenientes. O no. Como el art. 214 de la ley dice que se pueden capitular cuestiones sucesorias, ahora pareció más bien que, si no se pactan efectos, que nada de nada, que la "pareja inscrita" sólo sirve para ahorrarse el banquete nupcial (más del tema, aquí). Y aun más, aquí 3º) A todo esto, la "pareja" que antes se podía constituir en escritura (como el matrimonio) desde el decreto 248/2007 resultó que nones, y que había que darse el "sí" ante funcionario de la Xunta, siendo constitutiva su inscripción: si no hay registro, no hay pareja; 4º) Ah, pero todo esta era demasiado sencillo, y llegó la Sentencia del T.C. de 11/03/2014 que argumentó que no se podía andar discriminando por ahí, y que la pareja constituida en escritura era apta para generar derechos como el de pensión de viudedad, que no es moco de pavo (aquí, más).

Muchos juristas siguen entendiendo que la pareja produce efectos de matrimonio. Pero los que piden ración de pareja, no suelen conformarse con tapa de matrimonio ¿verdad? Con lo que  he llegado a donde quería. En la actualidad se están formalizando "parejas negativas". Los miembros constituyen una unión similar a la matrimonial, pero excluyendo todos sus efectos: Capitulan el régimen de "separación de bienes"; se "aparta" cada uno de la herencia del otro y "renuncian" recíprocamente a la posible pensión. La cuadratura del círculo.


Curaçao bleu: egiptología escacharrante

El Faraón-niño era un mocoso que, de chiripa, consiguió el premio gordo al que todo egipcio dinástico aspiraba: la inmortalidad. Los egipcios tenían 2 muertes; una, la normal; otra, el día que se dejaba de pronunciar su nombre. Una casualidad preservó la tumba de Tutankamón: los escombros de los enormes hipogeos de los Ramsés soterraron su tumba; la pasión de Howard Carter la sacó a la luz. Ya nunca se dejará de pronunciar su nombre. El éxito a veces es eso, chiripa, pero no se lo digas a tu hijo.

martes, 23 de julio de 2019

VENTA POR EL SOBRINO HEREDERO: LA "NOTA" DEL 28LH

Bande, el templo cristiano más antiguo de España y el 2º de Europa: año 675, aún caliente el cadáver de Roma

Pregunta: ¿Es aplicable en Galicia la limitación bianual de efectos registrales frente a terceros en contra de personas que no tengan la consideración de "herederos forzosos"? ¿Que puedes hacer para que el Registrador no te (im)ponga la "nota del 28 LH"? -esta pregunta es un refrito de varias consultas-

(Introducción al problema para no profesionales: Señala este art., 28 Ley Hipotecaria, que en propiedades procedentes de sucesiones, sólo gozan de la protección del Registro durante los 2 primeros años desde el fallecimiento, los adquirentes de determinados parientes del difunto (ascendientes, descendientes, cónyuge, en sus casos, llamados "herederos forzosos") y otros, no (sobrinos, tíos, extraños...) Ello se debe a que en el Derecho Común estos "sucesores débiles" serían unos herederos "aparentes", ya que, un heredero forzoso podría reclamarles, si hijo o descendiente, hasta los 2/3 de la herencia, si padre o abuelo, hasta 1/2 de la herencia: ellos serían los "herederos reales", continuadores de la persona del difunto. En Galicia no solo no se admite esta categoría del "heredero forzoso", sino que se prohíbe, pero la imposición en las notas de información registral de una advertencia que señala "afecta a las limitaciones del art. 28 LH" provoca que, en la práctica, produzca plenos efectos: si compras de un sobrino de luto reciente, el Banco no te va a conceder la hipoteca.

Respuesta:
Un clásico: la incidencia del sistema notarial-registral en el Estado de las Autonomías, más en concreto, en la existencia y desarrollo sin traumas de sus derechos civiles propios. Me centraré en la imposición de la famosa nota “afecta a las limitaciones del art. 28 L.H.” en aquellas autonomías que no reconocen al legitimario la condición de heredero, sino la de acreedor a todos los efectos legales. En Galicia puede decirse que dicha “nota” ha experimentado en los últimos meses una expansión similar a la de la avispa velutina (vespa velutina). Al parecer la causa se debe a un curioso argumento de justicia “equitativa” sobre si poner o no poner la famosa “nota” (tobee or not tobee), surgido en foros registrales. Algo así como: si ponemos la nota, no le dan la hipoteca al comprador y le hacemos la puñeta; pero, si no la ponemos, el Banco (¿Qué Banco? ¿Cuándo? ¿Cuántas veces?) se queja de que no le hayamos advertido del riesgo. En tal sentido, las “notas de información continuada”, de inserción obligatoria en las escrituras, se convierten en una especie de dictámenes jurídicos, más bien diktats sin apelación posible. Por ende, dictámenes degradantes para aquellas comunidades que no consideran herederos forzosos a los legitimarios, sino acreedores ordinarios o, como en Galicia, que añaden una prohibición legal expresa. Parece pensarse: da igual, si la escribo, existe: Ya el Génesis advirtió de que “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”. Se valora la responsabilidad en que se incurre por no ponerla, pero creo que se debería valorar aquella en que se incurre por ponerla sin ton ni son. Millones de euros en hipotecas desvanecidas.

Hagamos un somero chequeo sobre la compatibilidad o incompatibilidad del art. 28 L.H. con las leyes de Galicia:

1º.-En el territorio de la comunidad autónoma de Galicia se deben aplicar sus leyes propias, no cabiendo presumirse, menos por parte un registro público, la observancia de una norma foránea o incompatible con los principios de su legislación, en especial con la Ley Civil 2/2006 de 14 de junio (art. 3), en adelante LG.

2º.-La norma del art. 28 L.H. es inaplicable en Galicia, por establecer una reserva  de derechos en favor de los “herederos forzosos”, toda vez que Galicia desconoce dicha institución del Código Civil (El CC, art. 807, dice que “son herederos forzosos” ascendientes, descendientes y cónyuge), señalando la LG, por el contrario, que “son legitimarios”, los descendientes y el cónyuge, aclarando que el legitimario es “a todos los efectos, un acreedor” (arts. 238 y 249.1): “un”, artículo indeterminado. Es imposible asimilar a un heredero forzoso con un acreedor ordinario, máxime cuando la obligación de pago no siempre nace al fallecimiento (entre esposos, se puede aplazar el nacimiento de la deuda conjunta hasta el fallecimiento del último, pudiendo también gravarse en usufructo o estar pagado “en vida” dicho crédito). Por ende, la asimilación herederos/acreedores supone una invasión subrepticia del Derecho Común en un Derecho Especial, ya que, dentro del grupo de los primeros, habría que considerar a los ascendientes en defecto de ascendientes, los cuales ni siquiera serían acreedores de nada, en ningún caso, conforme a la LG.

 3º.-La norma del art. 28 L.H. vulnera una interdicción legal del derecho de Galicia (182LG), como es la prohibición de las reservas de derechos (prohibición absoluta, sin númerus clausus: no se refiere solo al 781 y 968CC); por establecer una auténtica reserva de derecho en favor de los presuntos herederos forzosos (cualesquiera que fueren o como tales se llamen).

  4º.-La norma del 28 L.H. se refiere a un modo de suceder regulado en el art. 658 CC (“en parte por voluntad testamentaria, en parte por disposición de ley”, relativo a la participación de la herencia forzosa en la testamentaria), desconocido en el derecho de Galicia (el art. 181 LG sólo establece estos 3 modos de deferirse la sucesión: o testamento, o pacto sucesorio o disposición de ley). Todo heredero lo es siempre; en la medida que lo sea; se trata de un heredero real (no una apariencia: nadie puede forzar ni disminuir su derecho); con todas sus consecuencias.

5º.-La práctica registral gallega sigue una línea distinta que en Cataluña –donde ese tipo de notas es desconocido-, a pesar de la similitud la legislación; en la comunidad catalana se prevé (465.2 Codi suc.) que lo único que puede hacer el acreedor legitimario es resarcirse de su posible perjuicio mediante el precio de venta; pero jamás reclamar la cosa a “los adquirentes de buena fe y a título oneroso”. En la comunidad de Galicia mediante una disposición más omnicomprensiva se viene a señalar lo mismo: que el legitimario es un indeterminado acreedor “a todos los efectos”, es de suponer que también el de la compensación crediticia (249.1 LG).

6º.-La mención del 28 LH en las “notas registrales” afectantes a las sucesiones gallegas implica la creación ficticia de un nuevo derecho real, contraviniendo además otra prohibición expresa, contenida en el citado art. 249: “el legitimario no tiene acción real para reclamar su legítima”. Por otra parte es gratuita y opinativa, al no proceder de una prescripción del ordenamiento jurídico (como en 298.2 RH en relación con 207 LH).

7º.-Por último, la posibilidad de que diversas clases de parientes (ascendientes, descendientes, cónyuges) estén protegidos por el Derecho Común, como herederos forzosos, del albur de la anulación de una venta (con la consiguiente indemnización de perjuicios, daño emergente y lucro cesante) y otros no, como meros acreedores ordinarios o, a veces, nada, (gallegos, catalanes…), puede implicar una vulneración del art. 14 de la Constitución Española.
Por otra parte, el discriminar a los sobrinos en relación a los hijos, nietos o abuelos, -no siendo en Galicia herederos forzosos ni unos ni otros- implica una acepción personal o una simpatía por determinados parentescos sin base legal alguna, poco compatible con el 14 CE.

Quiero terminar este breve destacando la responsabilidad “a non domino” que se arroja sobre los notarios. Estos, por imperativo legal, deben redactar las notas de información registral por sí, sin intermediación del registrador ni de nadie, bajo su exclusiva responsabilidad. Sin embargo, como hemos llegado a saber, no existen medios técnicos que lo permitan, por lo que no ha quedado más remedio que resucitar una reliquia arqueológica: el fax informativo que remite y se confecciona bajo responsabilidad del registrador. Y, en el fax, aparece un dictamen jurídico espontáneo sobre el 28 L.H. (no exigido por ley o reglamento) y opinativo; una opinión extrema que implica un misil contra las leyes propias de una autonomía. Que en la consideración pública y dado el tenor literal de la ley (la ciudadanía ignora que aun no se han descubierto esos “medios técnicos”) implica una aquiescencia del notario autorizante, obligado a protocolizar el fax y con la "nota". Cada parte presente en el proceso inmobiliario debería limitarse a lo que la norma le exige: el Registro, las informaciones prescritas (como la suspensión de efectos de las primera incripciones hasta dos años de su fecha); el notariado, la redacción del instrumento con el contenido legal que responsablemente considera adecuado.

El Estado de las Autonomías ha llegado para quedarse y debería evitarse el baqueteo a las comunidades convencidas de sus beneficios. Por este camino, no hay foralidad que resista sin desgarrarse. Y, o rompe una cosa, o rompe la otra. Un cambio de actitud, una aplicación prima facie de nuestro Derecho Especial tendría efectos balsámicos.

Ya lo decía el príncipe Salima en El Gatopardo: hay que cambiar algo para que todo siga igual.